Close

KINESIOLOGÍA

¿Qué es la kinesiología holística?
Es un método que recoge a través del test muscular información sobre situaciones de conflicto y desequilibrios energéticos-emocionales.

Permite al terapeuta poder trabajar con diferentes técnicas para recuperar el equilibrio perdido, a través de ella se comprende y se trata al cuerpo como un todo, entendiendo que no hay enfermedades si no enfermos y que cada paciente es un sistema único y como tal debemos tratarlo.

El trabajo se centra en distintos niveles: físico, emocional, mental, energético, estructural, espiritual.
Su interés es recuperar el equilibrio interno, nuestra capacidad de autoconciencia y la libre elección de nuestro bienestar y salud.

Hacemos servir múltiples herramientas para ir accediendo al origen de donde y en qué momento se produjo el problema, como “compensó” nuestro cuerpo el suceso, y cuál es la forma más apropiada para el reequilibrio.

Trabajamos con objetivos basados en afirmaciones positivas, técnicas de defusionamiento de estrés, y correcciones integrativas.

La kinesiología nos permite trabajar a través del cuerpo cualquier desequilibrio tanto físico como emocional, es una poderosa herramienta que utiliza sencillas técnicas para corregir cualquier problema, obteniendo información del cuerpo a través del test muscular.
Utilizando sencillas técnicas podemos obtener información muy valiosa de nuestro organismo y saber dónde se halla el desequilibrio.
Mediante esta técnica podemos obtener respuestas globales regularizadoras y, de esta forma, reunir una gran cantidad de información para después enfocarla desde una perspectiva global, hallando así, la mejor manera de corregir un desequilibrio.
Partiendo de que somos seres indivisibles y que nuestro organismo está compuesto por la suma de sus partes, ese desequilibrio se puede encontrar a niveles profundos de forma inconsciente. Esta técnica nos permite trabajar a estos niveles, pues al trabajar con el cuerpo y formular las preguntas necesarias, es el propio cuerpo el que responde sin la carga del “sistema de creencias”.
La persona va accediendo a esa información, a esos “patrones erróneos” que le llevaron al desequilibrio, sea del tipo que sea, y mediante trabajos de integración positiva, correcciones, y demás técnicas aplicadas, la persona va volviendo a reencontrar su propio equilibrio y bienestar, tanto físico, estructural, energético y emocional.
Sin olvidar la parte más física y la gran ventaja que nos ofrece la kinesiología de poder testar a la persona, justo lo que necesita en cada momento, es muy importe complementar cualquier trabajo realizado con un testeo de alimentos, suplementos, hábitos… y así trabajar una vez más, repetimos, de forma amplia, para lograr un equilibrio profundo y duradero.

¿Qué podemos trabajar?
Cualquier patología, tanto sea a nivel físico como emocional puesto que una terapia holística en la que no separamos ninguno de los aspectos de la persona, el trabajo es además holográfico, puesto que todos los aspectos, vivencias, momentos, de la persona tienen información del resto y todo está activo en cada momento.

La kinesiología trabaja de una forma muy amplia tanto desequilibrios a nivel físico (problemas respiratorios, digestivos, del sistema nervioso, enfermedades crónicas etc…) como problemas emocionales (depresiones, adicciones, problemas con el entorno, ansiedad, etc…).
No tiene ninguna contraindicación y puede trabajarse complementariamente con tratamiento médico siendo apta para todo tipo de personas.
Enfermedades crónicas. (artritis, cáncer, asma… )
Alergias e intolerancias.
Adicciones de cualquier tipo. (alcohol, drogas, comida, somníferos…)
Depresión, ansiedad, miedos, fobias, obsesiones.
Problemas con el entorno, familia, pareja, duelos, amigos…
Problemas y conflictos en general.

Ventajas de la kinesiología.
Al trabajar mediante el test muscular, es el organismo el que nos da las respuesta a todas las preguntas sin pasar por un proceso a nivel mental, es el propio cuerpo el que responde asegurándonos así que es nuestra “energía” la que nos da las repuestas a todas esas preguntas, puesto que poco nos podemos fiar, en ciertas ocasiones de la información que reside en la mente, frecuentemente “intoxicado” por el sistema de creencias.
Será la propia persona, la que se haga cargo, siempre con el apoyo del terapeuta de su proceso, implicándose directamente en su proceso.

Trabajamos con objetivos concretos y a muchos niveles utilizando herramientas como:

Barómetro de comportamiento.
Test de modos oculares.
Recesión de edad.
Testeo y correcciones de chacras.
Identificaciones de asuntos pendientes.
Cartas de motivación visual.
Liberación de estrés emocional.
Liberación de plexos.
Etc…

Utilizamos la corrección precisa en cada momento, lo que la persona necesite, pues que cada persona responde de diferente manera ante ciertos estímulos. Testamos para trabajar con la herramienta apropiada para equilibrar a la persona, en la relación al objetivo, con el que trabajemos en de la sesión.